🚗 Contrato de alquiler de plaza de garaje

¿Quiere alquilar una plaza de garaje o tiene una y necesita alquilarla? En nuestro sitio encontrará varias plantillas de contratos de alquiler de garajes en formato Word y PDF para que pueda descargarlas y formalizar un acuerdo.

Descargue estas plantillas de contrato de alquiler de garaje de forma sencilla e intuitiva. Es muy sencillo, pero ten en cuenta que sólo se trata de una plantilla básica. Si tiene alguna duda, le recomendamos que busque asesoramiento profesional.

Si quiere ahorrarse trabajo, sólo tiene que descargar la plantilla de contrato de alquiler de aparcamiento que desee y cambiar los datos del arrendador, del arrendatario y del inmueble (plaza de aparcamiento).

Descargue la plantilla de contrato de alquiler de aparcamiento o garaje en PDF o Word :

La plantilla de contrato que te ofrecemos es un contrato básico, en el que puedes añadir los anexos y cláusulas que consideres oportunos, siempre que cumplan con la legislación vigente. Es muy fácil de utilizar.

Descargar gratis el contrato de alquiler de garaje o de arrendamiento

👉Contrato de alquiler de garaje en PDF

👉Contrato de alquiler de garaje en Word

🤔¿Qué hay que saber para redactar un contrato de alquiler de plaza de garaje?

La mayoría de las personas, a la hora de alquilar una plaza de garaje, deciden hacer un acuerdo verbal entre el propietario y el inquilino para evitar el papeleo y, en algunos casos, para evitar el pago de impuestos como el IVA o el IRPF.

Nosotros siempre recomendamos formalizar el contrato por escrito, ya que así se evitan situaciones de conflicto que puedan surgir en el futuro por no tener el contrato por escrito.

No es necesario redactar el contrato ante notario ni inscribirlo en el registro de la propiedad, pero sí respetar ciertos criterios básicos y, en todo caso, incluir en los anexos las posibles causas que puedan dar lugar a un conflicto, como el incremento de la renta, la fianza, la duración del contrato, etc.

🤔 ¿Qué ley regula un contrato de alquiler de plaza de garaje?

En este caso, es necesario tener claro un aspecto fundamental: ¿Se alquila el garaje como un anexo al alquiler de una vivienda o se alquila el garaje como una plaza de aparcamiento independiente?

Si el garaje se alquila como anexo al alquiler de una vivienda, el alquiler del garaje está sujeto a lo dispuesto en la Ley de Arrendamientos Urbanos.

En el caso de que la plaza de garaje sea independiente de una vivienda y se alquile por separado y no exista una ley específica que lo regule, siempre se tendrá en cuenta en primer lugar el acuerdo entre las partes (arrendador y arrendatario), si no contradice la normativa.

Al no existir una regulación específica para este tipo de contratos, prevalecerá el acuerdo entre las partes y, en última instancia, se tendrá en cuenta lo dispuesto en el Código Civil sobre arrendamientos (artículos 1542-1582) para evitar abusos y conflictos.

👉Duración del contrato de garaje

Como ya hemos comentado, los contratos de garaje no están regulados por la ley y se regirán por el acuerdo entre las partes, por lo que la duración del contrato de alquiler deberá establecerse por escrito, así como las cláusulas que se consideren oportunas.

En el caso de que no se haya establecido el precio de alquiler de la plaza de garaje, se entenderá que el contrato es por un año cuando se establezca el pago anual, por un mes cuando se establezca el pago por meses o por un día cuando se establezca el pago por días.

El arrendamiento se extingue al finalizar el contrato sin necesidad de notificación entre las partes.

Es aconsejable prever en el contrato la posibilidad de rescisión por cualquiera de las partes con un preaviso de al menos un mes sin que haya que pagar indemnización alguna si alguna de las partes desea rescindir o terminar el contrato anticipadamente.

👉¿Tengo que pagar impuestos cuando alquilo un garaje?

En el caso de los contratos de alquiler de garajes que no se alquilan como complemento del alquiler de una vivienda habitual, tendrá que cumplir con sus obligaciones fiscales y pagar el impuesto sobre el valor añadido (IVA).

Actualmente, el tipo aplicable es el 21% del alquiler acordado entre el propietario y el inquilino y debe ser pagado por el inquilino.

El arrendador, por su parte, debe realizar las liquidaciones trimestrales del IVA, así como cumplir con el resto de obligaciones fiscales del IRPF, ya que al alquilar una plaza de garaje que no está relacionada con el alquiler de un inmueble, el arrendador se convierte en empresario y tendrá ingresos por el alquiler de un inmueble.

No declarar el IVA puede suponer una sanción administrativa que va del 50 al 150% de la cantidad no declarada.

La ley prevé una exención del pago del IVA cuando la plaza de aparcamiento se alquila conjuntamente con un inmueble utilizado como vivienda habitual.

👉Pago del alquiler y recibos de alquiler

En el contrato debe constar por escrito el precio o alquiler que se debe pagar por el uso de la plaza de aparcamiento. El alquiler será acordado por las partes y en el contrato debe constar el importe, los plazos (mensual, anual, diario, etc.) y la forma de pago (en efectivo, transferencia bancaria, domiciliación bancaria, etc.).

El inquilino puede incluir una cláusula que prevea la actualización del precio de la plaza de aparcamiento. Normalmente, esto se hace en base al índice de incremento del IPC que publica cada año el Instituto Nacional de Estadística.

Cuando el alquiler se pague en efectivo, el arrendador deberá entregar al inquilino un justificante de pago o un recibo en el que se indiquen los conceptos del precio de la plaza de garaje. Cuando el pago se realice mediante transferencia o domiciliación bancaria, no es necesario, ya que aparecerá en el recibo bancario.

👉La comunidad de propietarios

Puede ocurrir que la comunidad de propietarios del aparcamiento ponga trabas al alquiler de una plaza de aparcamiento a una persona ajena a la comunidad.

Hay que tener en cuenta que el propietario es libre de alquilar la plaza de garaje a cualquier persona dentro o fuera de la comunidad de propietarios, por lo que usted tiene todo el derecho a alquilar la plaza a quien quiera.

👉¿Es posible Subarriendo una plaza de garaje?

No hay ninguna ley que prohíba el subarriendo de una plaza de garaje, pero esto debe ser comunicado al propietario de la plaza y constar en el contrato de alquiler.

Si no es así (el subarriendo no está permitido), el propietario debe incluir una cláusula en el contrato de alquiler que lo indique.

👉¿Qué mantenimiento se le debe dar a una plaza de garaje?

Por regla general, el propietario de la plaza de aparcamiento está obligado a realizar las obras necesarias para mantenerla en buen estado de conservación y a pagar los gastos necesarios para ello.

Por su parte, el inquilino debe hacer un buen uso de la plaza de aparcamiento, mantenerla en perfecto estado y devolverla al final del contrato en las mismas condiciones que al inicio del mismo.

El inquilino también debe informar al propietario de cualquier mejora en la plaza de aparcamiento o de la instalación de dispositivos como aparcabicicletas.

El propietario puede reclamar al inquilino daños y perjuicios por el mal uso de la plaza de aparcamiento al final del contrato, ya que, según el código civil, el inquilino está obligado a devolver la plaza de aparcamiento en el mismo estado en que se encontraba en el momento del alquiler.

✅Modelo y plantilla general del contrato de arrendamiento o alquiler de una plaza de garaje entre particulares, cláusulas básicas :

(a) Datos de ambas partes: el arrendador y el arrendatario deberán hacer constar su nombre completo, número de identificación y dirección de la plaza de garaje, así como el número de la misma. Si una de las partes interesadas es una empresa, se debe incluir el número de CIF y los datos de constitución de la empresa, así como los datos de la persona que actúa como agente o director de la empresa.

b) Los datos del inmueble que se va a arrendar o alquilar, incluido el propietario, ya que el contrato puede ser firmado por un representante autorizado, como una empresa inmobiliaria. Especificar los datos básicos que definen el inmueble:

  • Registro de la Propiedad al que pertenece.
  • Planta del aparcamiento
  • Número de la plaza de aparcamiento.

c) Acordar la duración del contrato de arrendamiento. Fecha de inicio y fecha de finalización. Hay que respetar siempre la legislación vigente. En este tipo de contratos prevalece la voluntad de las partes, por lo que la duración debe acordarse por escrito en el contrato.

d) Plazos de preaviso para la finalización del contrato. En principio, las partes pueden fijar la duración del contrato como deseen. Si ninguna de las partes ha notificado por escrito la no renovación al final del contrato, éste se prorrogará un año más hasta que cualquiera de las partes decida rescindirlo.

(e) Alquiler. Debe establecerse el importe del alquiler que debe pagar el inquilino por el garaje, la forma de pago (depósito bancario, transferencia bancaria, efectivo) y el método que se utilizará para actualizar el precio del alquiler (por ejemplo, la aplicación del IPC).

Describir los gastos que se incluyen en el pago del alquiler y los que no, como el IBI y los gastos de comunidad.

f) Garantías. En este tipo de contratos se suele establecer una fianza de un mes de renta, aunque se pueden incluir otras garantías, como la inclusión de otras personas que garanticen el pago de la renta y que sean responsables del incumplimiento del contrato de arrendamiento.

g) Rescisión anticipada del contrato de arrendamiento. Incluir en el contrato, además del impago de la renta, otros supuestos en los que se puede rescindir el contrato, siempre que se cumpla la ley.

  • No poder realizar obras o modificaciones estructurales sin el permiso del arrendador.
  • Utilizar la plaza de garaje para un fin distinto al previsto.
  • Incumplir las normas de la comunidad o del garaje o aparcamiento.

h) Cesión y subarriendo. Debe incluirse en el contrato una cláusula que permita o prohíba el subarriendo o el número de vehículos que pueden aparcar en la plaza de garaje para evitar futuros conflictos.

¿Se puede alquilar un garaje sin contrato?

La respuesta es sí. El Código Civil establece que los contratos son vinculantes independientemente de la forma en que se hayan celebrado, siempre que se cumplan las condiciones particulares para su validez.

Alquilar una plaza de garaje con un contrato verbal es legal, aunque cualquiera de las partes puede exigir en cualquier momento que el contrato se formalice por escrito.

En muchas ocasiones, el importe de la renta de una plaza de aparcamiento es muy bajo, por lo que muchos propietarios optan por no formalizar el contrato y cobrar la renta en metálico para evitar el pago de impuestos, aunque, como ya se ha dicho, esto puede constituir un delito y ser sancionado con una multa administrativa proporcional a la parte no declarada.

Deja un comentario